Lunes, 20 de Noviembre de 2017

Fundación Caja de Extremadura, Ayuntamiento de Cáceres y Liberbank firman un contrato para hacer visitables los restos arqueológicos del Palacio de Mayoralgo

Martes, 11 de Julio de 2017

La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, la presidenta de la Fundación Caja de Extremadura, Pilar García Ceballos-Zúñiga, y la directora de Gabinete de Dirección y Relaciones Institucionales de Liberbank, Ana Echenique, han firmado en la mañana de hoy un contrato de cesión de uso del Palacio de Mayoralgo para que los restos de época romana que se encuentra en su interior puedan ser visitables.

Según ha señalado la regidora cacereña, “es un día de gran importancia para la ciudad porque gracias a la firma de hoy se va a abrir al público unos restos arqueológicos de gran valor histórico y que contribuirán al mejor conocimiento del pasado de Cáceres”, además de complementar la importante oferta patrimonial y cultural de la capital cacereña. En su alocución, Nevado ha agradecido a Liberbank y a la Fundación Caja de Extremadura la firma de este contrato que, sin duda, ha asegurado, “será bueno para todas las partes”.

Por su parte, la directora de Gabinete de Dirección y Relaciones Institucionales de Liberbank afirmó que “el verdadero compromiso de la entidad con esta cesión es poner al servicio de los cacereños, de Extremadura y de toda la sociedad, la posibilidad de disfrutar de un elemento del patrimonio tan importante como los que se conservan en el Palacio de Mayoralgo”.

Por último, la presidenta de la Fundación Caja de Extremadura ha tomado la palabra para agradecer el trabajo de conservación del yacimiento realizado durante estos años por Liberbank y ha ofrecido la colaboración de su entidad en todo aquello que suponga promover la cultura y reivindicar el patrimonio histórico de la comunidad.

El contrato suscrito regula la “cesión de uso de bienes inmuebles” entre Liberbank y el Ayuntamiento (en colaboración con la Fundación Caja de Extremadura), y permitirá que “los restos romanos situados bajo el patio exterior del Palacio de Mayoralgo puedan ser visitados por grupos de personas”. La cesión se efectúa con carácter gratuito y con una duración de dos años.

 

El documento otorga la “cesión de uso de bienes inmuebles” por lo que se permite que “los restos romanos situados bajo el patio exterior del Palacio de Mayoralgo puedan ser visitados por grupos de personas”. La cesión se efectúa con carácter gratuito y con una duración de dos años.

En concreto, el ayuntamiento se encargará de la gestión y organización de las visitas, programando y regulando las mismas. El horario estipulado será los sábados desde las 10.00 a 20.00 horas y los domingos y festivos en horario de 10.00 a 14.00 horas.

En cuanto a la forma de acceso, se podrá realizar desde dos puntos distintos, como es la puerta situada a nivel de calle en el Adarve de la Estrella o el paso elevado sobre el Adarve que comunica con la muralla medieval de Cáceres y cuyo paso se realiza a través de la Torre de Bujaco.

En lo referido al régimen de visitas, deberán ser programadas por el ayuntamiento y deben estar comunicadas con, al menos, 48 horas de antelación a Liberbank, además de incluir el número de asistentes y siempre acompañados por una persona que ejerza de guía y que esté acreditado.

Según la alcaldesa de Cáceres, la firma de este documento es un gran avance para seguir abriendo espacios a los ciudadanos y a los visitantes, lo que acrecienta el atractivo de una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad y que atrae cada año a cientos de miles de visitantes.

Importancia Arqueológica del Palacio de Mayoralgo

En el transcurso de la rehabilitación del Palacio de Mayoralgo se descubrieron una serie de restos arqueológicos en el patio que dieron lugar a la primera excavación sistemática y con metodología arqueológica en el perímetro del casco histórico de Cáceres. El hallazgo, además de legitimar la ubicación fundacional romana, amplía la riqueza arqueológica de la ciudad de Cáceres. Tras las excavaciones efectuadas en el Palacio de Mayoralgo se han documentado distintas fases ocupacionales, desde el siglo I a.c. hasta nuestros días.

De época romana se descubrió parte del foro de la ciudad Norba Caesarina y un tramo de calzada, así como una vivienda con un patio y cisterna en el centro. A partir del siglo III d.c. la zona se reestructura afectando a la configuración de la colonia. En esta área aparecen evidencias de un taller de forja, estructuras habitacionales y reforma de la muralla.

De la época musulmana apenas aparecen restos, solo movimiento de tierras y expolio de estructura anteriores, probablemente por el desplazamiento del núcleo urbano a la actual plaza de San Mateo y plaza de las Veletas. Ya en época medieval cristina, antes de que se unificara el espacio para la construcción del Palacio, existían dos palacios-torreón, callejuelas empedradas y humildes casas.

En el siglo XVI se reordena el edificio, adelantando la fachada hacia la concatedral de Santa María. En el siglo XVIII se realiza una escalera y un arco para unir el jardín del Palacio con la Torre de los Púlpitos. Entre el material arqueológico depositado en el museo de Cáceres destaca un torso de bronce bañado en oro de época romano altoimperail, cerámicas de diversas cronologías y tipología (lucernas, platos, ánforas, candiles...), un sello almohade y una pieza comodín de un juego de mesa.

La alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, la presidenta de la Fundación Caja de Extremadura, Pilar García Ceballos-Zúñiga, y la directora de Gabinete de Dirección y Relaciones Institucionales de Liberbank, Ana Echenique, han firmado en la mañana de hoy un contrato de cesión de uso del Palacio de Mayoralgo para que los restos de época romana que se encuentra en su interior puedan ser visitables.

Según ha señalado la regidora cacereña, “es un día de gran importancia para la ciudad porque gracias a la firma de hoy se va a abrir al público unos restos arqueológicos de gran valor histórico y que contribuirán al mejor conocimiento del pasado de Cáceres”, además de complementar la importante oferta patrimonial y cultural de la capital cacereña. En su alocución, Nevado ha agradecido a Liberbank y a la Fundación Caja de Extremadura la firma de este contrato que, sin duda, ha asegurado, “será bueno para todas las partes”.

Por su parte, la directora de Gabinete de Dirección y Relaciones Institucionales de Liberbank afirmó que “el verdadero compromiso de la entidad con esta cesión es poner al servicio de los cacereños, de Extremadura y de toda la sociedad, la posibilidad de disfrutar de un elemento del patrimonio tan importante como los que se conservan en el Palacio de Mayoralgo”.

Por último, la presidenta de la Fundación Caja de Extremadura ha tomado la palabra para agradecer el trabajo de conservación del yacimiento realizado durante estos años por Liberbank y ha ofrecido la colaboración de su entidad en todo aquello que suponga promover la cultura y reivindicar el patrimonio histórico de la comunidad.

El contrato suscrito regula la “cesión de uso de bienes inmuebles” entre Liberbank y el Ayuntamiento (en colaboración con la Fundación Caja de Extremadura), y permitirá que “los restos romanos situados bajo el patio exterior del Palacio de Mayoralgo puedan ser visitados por grupos de personas”. La cesión se efectúa con carácter gratuito y con una duración de dos años.

El documento otorga la “cesión de uso de bienes inmuebles” por lo que se permite que “los restos romanos situados bajo el patio exterior del Palacio de Mayoralgo puedan ser visitados por grupos de personas”. La cesión se efectúa con carácter gratuito y con una duración de dos años.

En concreto, el ayuntamiento se encargará de la gestión y organización de las visitas, programando y regulando las mismas. El horario estipulado será los sábados desde las 10.00 a 20.00 horas y los domingos y festivos en horario de 10.00 a 14.00 horas.

En cuanto a la forma de acceso, se podrá realizar desde dos puntos distintos, como es la puerta situada a nivel de calle en el Adarve de la Estrella o el paso elevado sobre el Adarve que comunica con la muralla medieval de Cáceres y cuyo paso se realiza a través de la Torre de Bujaco.

En lo referido al régimen de visitas, deberán ser programadas por el ayuntamiento y deben estar comunicadas con, al menos, 48 horas de antelación a Liberbank, además de incluir el número de asistentes y siempre acompañados por una persona que ejerza de guía y que esté acreditado.

Según la alcaldesa de Cáceres, la firma de este documento es un gran avance para seguir abriendo espacios a los ciudadanos y a los visitantes, lo que acrecienta el atractivo de una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad y que atrae cada año a cientos de miles de visitantes.

Importancia Arqueológica del Palacio de Mayoralgo

En el transcurso de la rehabilitación del Palacio de Mayoralgo se descubrieron una serie de restos arqueológicos en el patio que dieron lugar a la primera excavación sistemática y con metodología arqueológica en el perímetro del casco histórico de Cáceres. El hallazgo, además de legitimar la ubicación fundacional romana, amplía la riqueza arqueológica de la ciudad de Cáceres. Tras las excavaciones efectuadas en el Palacio de Mayoralgo se han documentado distintas fases ocupacionales, desde el siglo I a.c. hasta nuestros días.

De época romana se descubrió parte del foro de la ciudad Norba Caesarina y un tramo de calzada, así como una vivienda con un patio y cisterna en el centro. A partir del siglo III d.c. la zona se reestructura afectando a la configuración de la colonia. En esta área aparecen evidencias de un taller de forja, estructuras habitacionales y reforma de la muralla.

De la época musulmana apenas aparecen restos, solo movimiento de tierras y expolio de estructura anteriores, probablemente por el desplazamiento del núcleo urbano a la actual plaza de San Mateo y plaza de las Veletas. Ya en época medieval cristina, antes de que se unificara el espacio para la construcción del Palacio, existían dos palacios-torreón, callejuelas empedradas y humildes casas.

En el siglo XVI se reordena el edificio, adelantando la fachada hacia la concatedral de Santa María. En el siglo XVIII se realiza una escalera y un arco para unir el jardín del Palacio con la Torre de los Púlpitos. Entre el material arqueológico depositado en el museo de Cáceres destaca un torso de bronce bañado en oro de época romano altoimperail, cerámicas de diversas cronologías y tipología (lucernas, platos, ánforas, candiles...), un sello almohade y una pieza comodín de un juego de mesa.